Alguna vez te habrás preguntado cómo puedes llevar el coche con el mismo brillo y color que cuando lo compraste. Pues bien, hay muchos materiales que puedes usar para la chapa y pintura en Alcorcón.

Una de las cosas que siempre suele funcionar es evidentemente el lavado periódico de tu vehículo. En cualquier lavadero, manual o automático, de hoy en día, encontrarás una buena alternativa para hacer que tu coche parezca que ha salido de un taller de chapa y pintura en Alcorcón.

Una vez que has realizado este paso, seguro que te has dado cuenta de que, poco a poco, el coche se va llenando de pequeños roces y arañazos que hacen perder un poco de estética al vehículo. Como verás, en coches con carrocerías oscuras, se suelen notar mucho más que en los que tienen carrocerías claras. Estos arañazos, si no son muy profundos, se pueden ir eliminando con productos pulidores, con los que vas puliendo la pintura y finalmente se disimulan o llegan a desaparecer si son muy pequeños. Solo necesitarás un trapo húmedo y cualquier material pulidor. Debes aplicar el producto al trapo e ir dando pequeñas pasadas sobre el roce para que poco a poco se vaya diluyendo. Una vez que ha desaparecido, quitas el sobrante del producto y tendrás la chapa como nueva.

Para reparar arañazos profundos, seguramente tendrás que acudir a un taller, debido a que tendrán que utilizar masilla para reparar, lijar y pulir, y posteriormente dar una capa de imprimación y pintura. Si eres un manitas, puedes intentar repararlo con masilla tú mismo, pero a la hora de pintar, necesitarás un equipo especializado para que el acabado sea perfecto.

Desde Autoelecar esperamos haberte servido de ayuda e intentamos siempre darte consejos para la mejora de tu vehículo. Un buen cuidado y mantenimiento de tu coche puede hacerlo rejuvenecer años.